Fiel a su estilo moderno y urbano, OCTANE sorprende con prendas rockeras, con influencia hippies de los 60s y un toque de brillos para looks de noche.

Uno de los diseños que más resaltan de la colección son los jeans tobilleros. Presentes ya en numerosas temporadas, este tipo de  modelo va ganando cada vez más lugar gracias a su adaptabilidad y ductilidad. Combinados con túnicas o top lenceros, los jeans tobilleros logran conformar outfits urbanos y femeninos.

La colección cuenta con una gran variedad de chupines que escalan en materiales como engomado, bengalina, ecocuero, con algunos accesorios como parches y  apliques, además de las ya instaladas y fashionistas roturas. Se suman también a la propuesta los lavados vintage.

El regreso de los clásicos cuellos altos y de las casacas oversize marcan el ritmo de una colección que va a la conquista de un público ávido de este tipo de propuestas.

En esta temporada, una de las opciones más atractivas es el tul. Protagonista indiscutido, está presente en prendas como vestidos, túnicas, remeras y tops. Por su parte,  las transparencias vuelven a estar muy vigentes, no sólo en este material, sino también en tejidos como encajes y redes. Para las más osadas, Octane presenta modelos combinados con corpiños y crops. Telas metalizadas redoblan la apuesta.

Para looks más relajados, los pantalones anchos y blusas largas son las prendas ideales, ya sea por sus siluetas oversize como por su alucinante caída.

Camperas de jean, nylon, gabardina, bombers, sacos, maxisweaters, ponchos y ruanas completan los looks para combatir las bajas temperaturas.