David Kim es la segunda generación textil Amesud, una empresa dedicada exclusivamente a la fabricación de telas. Cuando uno lo conoce, se convence que es el empresario que uno quiere para su país. En conversación con Punto Indumentaria, nos contó de su experiencia en el rubro y de sus planes para el futuro. Con sus palabras claras y sencillas, muestra sus fuertes convicciones.

David comenzó en el rubro a los 22 años fabricando remeras y buzos, y luego dejó la empresa incentivado por su padre, para incorporarse a textil Amesud como jefe de mantenimiento.

Yeal Kim, fundador de la empresa, padre de David, fue quien alentó a su hijo a conocer cada área de la fábrica familiar. Gracias a su personalidad y humildad, David pudo avanzar y convertirse en un empresario exitoso.

PI-¿Qué hacías específicamente en la empresa cuando comenzaste a trabajar?

DK- Comencé siendo Jefe de mantenimiento en e l área de compra. Supervisaba y compraba los insumos necesarios para toda la maquinaria, recorría toda la fábrica para controlar el correcto funcionamiento de todo el equipamiento. Actualmente, me desempeño en el sector Gerencia de compras. En compras, no tenía ningún tipo de experiencia. En realidad, tenía pero mínima ya que trabajé en una empresa de indumentaria pero con cantidades reducidas. Lo que ahora manejo son cantidades enormes.

PI -Seguramente todo tu recorrido profesional te sirvió para desarrollar herramientas y estrategias que te facilitan la tarea diaria. ¿Negociabas precio por precio, proveedor por proveedor, o por compra ya pautada?

DK- Hacíamos concurso de precios. Marcabas el stock o negociabas. Salvo que fueran roturas muy grandes, ahí se le compraba al que más rápido podía efectuar la entrega.

PI-¿Para vos, el negocio está en la venta o en la compra?

DK -Es una pregunta difícil.

PI -Sumando años, me la responderás en un futuro. Te la dejo para que la pienses. -Risas.

PI- ¿Cuánto tiempo estuviste en compras?

DK- En compras, estuve bastante tiempo. Hoy en día, también sigo y lo superviso.

PI-Cuando hablas del presente … es a tus 33 años.

DK- Si, ahora ya tengo 33. Igual sigo supervisando el área de mantenimiento aunque ahora a nivel gerencial en las compras generales de la empresa.

PI- ¿Te gusta lo que haces?

Dk- Me encanta. Amo lo que hago. Nunca se deja de aprender. Todos los sectores por los que pasé, me dieron la oportunidad de formarme como responsable, tener conciencia de cada uno de los pasos, procesos, tareas es crucial para hacer bien mi trabajo.

PI-¿Cómo se hace para conservar la humildad cuando tienen una empresa tan bien posicionada en el mercado?

DK -Uno lleva a su trabajo lo que aprende en su casa. Siempre tuve, por parte de mis padres, bases muy sólidas y eso es lo que continuo haciendo en mi vida.

David transmite una imagen de lo que se puede lograr con humildad y perseverancia. La fuerza de trabajo, el compromiso familiar y la humildad lo posicionan como una promesa cumplida.

DK