Punto Indumentaria  visitó los locales de la familia Weicman que con esmero y dedicación han logrado consolidar sus comercios como referentes en el centro del barrio de Flores.

Ubicado en Av. Rivadavia 6364, Lady Mens se especializa en venta de ropa interior, pijamas y medias. Con una amplia diversidad de artículos, su oferta apunta a cubrir los pedidos y requerimientos de un variado público consumidor.  

Por su parte, el local ubicado en Av.Rivadavia 6376 se dedica exclusivamente a la venta de indumentaria masculina de las marcas Alfis  Jeans y Wrangler.

En el 2001, José y Graciela comenzaron el emprendimiento familiar con la apertura del primer local en el barrio de Flores. Luego, se sumó su hijo Juan, quien en aquel momento se interesó por el segmento de la ropa interior y pudo comenzar poco a poco a adquirir experiencia. Junto a su madre, fueron incorporando marcas y conociendo este competitivo segmento: “En nuestros inicios, fuimos creciendo con las marcas porque en aquel momento cuando arrancamos varias firmas también comenzaban o no estaban posicionadas en el mercado como lo están hoy. Por eso, pudimos construir lazos con muchas empresas importantes, fieles y responsables en cuanto a lo comercial”, afirma Juan, recordando sus primeros pasos.

PI- ¿Cómo decidieron abrir otro local y expandir el emprendimiento familiar?

José- Nuestra intención era estar cerca de la familia. Entonces, buscamos la manera de hacerlo. Alquilamos un nuevo local, fuimos para adelante. Cada uno maneja su proyecto pero indudablemente nos conectamos. Y la hora de armar una estrategia de venta también la pensamos juntos.

Juan- Como dice mi papá, la idea siempre es crecer juntos. Por eso, estamos atentos a todos los locales y comunicados. La comunicación es fundamental en una empresa familiar.

 

PI- ¿Cómo es el público con el que trabajan?

Juan- En Lady Mens, ofrecemos productos para todo público, tanto para niños, niñas, jóvenes, y adultos mayores. Tenemos un público muy amplio. A nuestro local, las abuelas vienen a comprar con los nietos. Aunque el negocio está ubicado en una zona comercial, no deja de pertenecer a un barrio en el que la mayoría de los vecinos se conoce. Para nosotros, esto es clave porque tenemos una clientela fiel y familiar.

José- En el local de indumentaria masculina, tenemos prendas tanto para jóvenes como para adultos mayores. Al trabajar con dos marcas fijas, pudimos consolidar nuestro perfil y expandir nuestra oferta de artículos.

PI- Apenas entramos a Lady Mens nos impactó su distribución, la vidriera, la disposición de los productos. ¿Cómo logran este ambiente?

Juan- Fuimos aprendiendo. Diez años antes, nuestro local era totalmente distinto a lo que es hoy. Estamos comprometidos con modernizarnos constantemente. A mí me parece importante ir renovando año tras año el local para darle una limpieza de cara. Así, el público consumidor puede ver cómo vamos creciendo, cómo llevamos adelante la búsqueda de cosas nuevas.  En algún punto, creo que los comerciantes crecemos a la par de nuestros clientes.

PI-¿Cómo perciben el consumo en la actualidad?

Juan- A partir del mes de julio de este año, notamos una baja en cuanto a ventas. Considero que esta situación se dio en todos los rubros. Al público consumidor le cuesta comprar todo lo que quiere. Antes quizás una persona compraba tres o cuatro productos, y ahora elige uno. El consumo se transformó y en la venta de  productos que no son de primera necesidad se nota aún más.

PI- ¿Qué estrategias utilizan para atraer los clientes?

José- Intentamos ofrecer los mejores precios de la zona. Por supuesto, también generamos ofertas y promociones, especialmente en efectivo.

Juan- Buscamos hacer inversiones con las marcas grandes para tener mejores precios. Y también sumamos nuevas marcas que posibiliten la venta a un grupo de consumidores que no puede acceder a marcas de primera línea. En este sentido, Punto&Seguido y Punto Indumentaria nos sirven muchísimo ya que en ellas podemos obtener los datos de algunas marcas que de otra manera no podríamos haber contactado. Esto también es un valor agregado para nuestros comercios.

PI- ¿Consideran que la vidriera tiene un rol fundamental en las ventas?

Juan- Es fundamental que la vidriera sea atractiva para que el público vea que hay una renovación constante. En ella, ponemos promociones de marcas conocidas para que el cliente entre al local; ese un primer paso muy importante. En Lady Mens, contratamos un vidrierista que se encarga de armarla.

José- En el local de indumentaria masculina, la armo yo junto a un empleado. Desde muy temprana edad,  trabajé como vendedor en importantes casas de sastrería y ropa formal de Buenos Aires. Creo que esa experiencia me ayuda a hacerlo.