Por Caro Leone

Mucho se conoce de esta capital de los Países Bajos, incluso muchos la llaman “La Venecia del Norte”, por los canales que atraviesan y dibujan toda la ciudad. Amsterdam es famosa por sus tulipanes, sus quesos, las construcciones típicas de antaño, su belleza urbana colmada de puentes y barcos que pasean por lo canales, la zona roja, y sobre todo por sus bicicletas.

La ciudad entera está preparada para que todas las mañanas agarres tu bicicleta y te transportes con ella hacia todas tus actividades, desde el trabajo, hasta unas copas con amigos a la noche, obviamente siempre con un look auténtico.

La tendencia y la ropa giran en torno al estilo de vida neerlandés, que es muy joven, enérgico y chic. Todo está permitido para rodar, desde polleras de gasa floreadas tiro alto, pantalones de seda rayados, jeans súper rotos, vestiditos, blusas arregladas o remeras más sport, siempre acompañados de una camperita que puede ser de cuero, una casaca verde súper bordada o una campera de jean que tiene que estar destrozada. ¿El calzado? Podés andar en bici con lo que quieras, excepto zapatillas deportivas. Lo mejor son chatitas adornadas con piedras o bordadas, sino sandalias con taco, plataformas, e incluso botas tejanas.

Ellos tampoco se quedan atrás con look, ya que los hombres están igual de arreglados que las mujeres – y a veces un poquito más. Siempre con pantalones ajustados o bermudas estampadas, acompañados con elegantes zapatos, o zapatillas urbanas sobre todo blancas, una camisa o remera al cuerpo.  No importa el outfit que elijas, ya que todo vale, lo importante es cerrar el atuendo con los accesorios: unas gafas originales que se destaquen y una cartera mochila o bolso que terminan dando el toque cool.

La oferta de negocios que venden moda es inmensa, ya que todas las marcas internacionales están ubicadas en las estrechas calles principales, pero lo lindo es descubrir aquellas pequeñas tiendas, en los callejones más remotos donde la creatividad y el diseño local explotan.

Amsterdam es un destino ideal para ver la moda y lo que se usa, sobre todo haciendo foco en un estilo urbano y súper chic.

Andar por la calle es como ver un desfile constante de atuendos increíbles a toda velocidad.

 

Ellas

Todo está permitido. Polleras de gasa floreadas tiro alto, pantalones de seda rayados, jeans súper rotos, vestiditos, blusas arregladas o remeras más sport.

 

Ellos

Pantalones ajustados o bermudas estampadas, acompañados con elegantes zapatos, o zapatillas urbanas sobre todo blancas, una camisa o remera al cuerpo.