El centro de San Isidro es un lugar histórico y de referencia para vecinos del barrio y habitantes de la Zona Norte del Gran Buenos Aires. Recorriendo sus calles encontramos infinidad de locales, muchos dedicados a la venta de indumentaria.

En esta oportunidad, pudimos conocer a Luis Alberto Enser, un comerciante con más de dos décadas de experiencia, que aunque atareado por las tareas diarias de su local, se tomó unos minutos para poder compartir con nosotros su parecer con respecto a la importancia de generar nuevas propuestas y atraer a los clientes.

Algas es el nombre que le da identidad al local de Luis. Apenas ingresamos en él, notamos la variedad de prendas para hombres que ofrece. Marcas de gran trayectoria y también marcas alternativas conforman una propuesta que busca satisfacer las necesidades del público consumidor: “Algas es un local especializado en ropa para hombres, esto significa que tenemos opciones y posibilidades para niños, jóvenes y adultos. La idea es tener un buen producto a un precio razonable, es la única manera de poder trabajar en un país tan inestable como el nuestro, especialmente en estos últimos meses.”

Una de los atractivos más importantes de Algas es su oferta de productos de fabricación propia, como camisas y sweaters de hilo de algodón y lana con acrílico. Ésta es una perfecta oportunidad para aquellos que no pueden acceder a primeras marcas. En este sentido, Algas busca diversificar su oferta con el objetivo de llegar a un amplio público a través de productos de calidad a un precio razonable.

Luis considera que un comercio debe tener ofertas permanentes y facilidades con diferentes medios de pago, pero también garantizar la atención por parte de vendedores que sean idóneos en su labor, que estén atentos y permanentemente en alerta para sus clientes. La vidriera es otro pilar fundamental: “Cada quince o veinte días viene un vidrierista. Los cambios y la rotación de productos son necesarios. El primer vendedor es la vidriera.”