No quiero prever el futuro. Estoy comprometido en cuidar el presente.

Dios no me ha dado ningún control sobre el momento siguiente.

Del diario de Horacio del Burgo

 

Como en los grandes conciertos, la música no es sólo de quienes la componen. Sino de todos, como decía un maestro, director del Colón, después de presentar su obra.

Lo que PUNTO INDUMENTARIA hace es compartir la música, amplificar lo que ustedes, lectores, comerciantes, profesionales, distribuidores e industriales hacen, dicen y sienten.

Seguir el hilo de una manera equilibrada delira hasta los más cuerdos…

En esta nueva etapa, muchos renuevan su esperanza y todos, renovamos los desafíos.

En nuestro espacio PUNTO CLUB, los actores textiles encontraron el calor de un hogar real ante las grandes avalanchas de hipocresía. Era necesario que exista un lugar donde la apertura de pensamiento sea verdadera y para ello, trabajamos.

Hoy nos toca a todos reconstruir los puentes de nuestro sector. Quedan muchos temas pendientes para tratar, importantes y claves para el desarrollo, como el grave problema de los talleres clandestinos frente a los talleres reales.

¿Qué es un taller real?

¿Qué es un taller clandestino?

¿Dónde compraron los políticos las remeras de campaña?

Hay líneas que se corren según el día y las conveniencias. Tenemos que proponernos objetivos posibles y cumplirlos.

Escuché hablar de estos temas a personas que venden prendas extra large que se fabrican en cualquier lado y que no les entran ni a la modelo más pequeña. Ninguna marca coincide con las demás con respecto a los talles. Este es uno de los interrogantes que debemos responder.

Quedan muchas preguntas y sólo responden los vivos. Queremos que respondan todos.

Espero que sin la careta puesta seamos sinceros y fabriquemos buenas prendas, que nuestros hijos quieran usarlas y las disfruten. Y que no tengan que salir corriendo a Miami con la bandera argentina en la boca y con la valija llena de mercadería importada. El punto justo es justo lo que buscamos.

Las materias primas de mejor calidad deben estar en manos del fabricante confeccionista que es quien da más trabajo. De esta manera, se puede ofrecer un producto de nivel mundial.

Veremos esta nueva ruta, donde juntos la transitaremos mejor.